• +34 605 04 06 33
  • info@bertahurtado.net

Archivo mensualmayo 2014

Testimonio Antonio

Hola Buenos Días
Después de haber empezado ayer con la primera sesión, durante la sesión cuando me senté en el Sillón me sentía Cansado,derrotado, hundido y poco a poco me sentí un bienestar por el Estómago ,el pecho ascendiendo a mi cabeza cada vez más despejada ,y cargándome de energía
Me marche a mi Casa , cene como de Costumbre y me fui a dormir , cual ha sido la sorpresa que me he despertado a las 6:30 de la Mañana muy bien no me he levantado por la Noche al servicio hacer mis necesidades como otras noches y me he acostado otra vez y estoy muy tranquilo y relajado
Ha sido un cambio muy radical enhorabuena Berta por haberte encontrado
Y espero salir mas cargado en la segunda sesión

Testimonio Cristina Agorofobia

Soy Cristina y llevo casi un año con agorafobia con trastorno de Pánico. Desde el principio me puse en manos de un psiquiatra y una psicóloga para solucionar el problema. Ciertamente el tratamiento médico me ayudó a controlar los ataques de pánico que sufría casi a diario y la terapia con la psicóloga me ayudó para ir saliendo de casa de forma paulatina. Sin embargo, los avances eran realmente lentos. Tanto que la desesperación y los ánimos pudieron conmigo. Además del terror que me producía salir, el estar de baja y no poder trabajar, el sentirme totalmente dependiente de las demás personas, el que mis planes de futuro hubieran desaparecido casi de la noche a la mañana, y un largo etc., me hizo mella y empecé a sufrir depresión. Me abandoné a mí misma. Dejé de arreglarme y preocuparme de mi físico y de mi mente. Todo empezó a darme igual. Sentía que no valía para nada, que era una inútil, que era una carga para todos. Hubo momentos en los que incluso llegué a pensar que vivir de esa forma no tenía sentido. Pensé que mi problema no tenía solución y todo en mí era oscuridad. El tratamiento con el psiquiatra y la terapia con la psicóloga, eran tan lentos que pensé que jamás terminaría con ellos…y con mi problema.
Un día, a través de un amigo, conocí la labor de Berta. Me costó bastante tomar la decisión de ir a su consulta. Pensaba que la ayuda que ella me podría ofrecer sería como las otras, es decir ninguna o casi ninguna. Había llegado a un estado en el que todas me parecían ineficaces, pensaba que mi problema no tenía solución y que tendría que vivir con él hasta el resto de mi vida, pero pensé ¿Y si funcionara? ¿Qué podría perder probando? Al final me decidí. Fui.
Ya en los primeros minutos en la consulta, me sentí muy cómoda. Berta sabía ganarse mi confianza. Me conecto a una máquina, Quatum Scio, a la que en un principio yo tenía cierta reticencia. No sabía muy bien para qué servía, y eso de una “máquina cuántica” me hizo saltar todas las “alarmas”. Pensé: “¿Una máquina cuántica o un saca dineros? Una máquina que equilibra las frecuencias del cuerpo…me suena un poco raro. Para mí que esto es como el timo de las estampitas”, pero por la confianza y profesionalidad que Berta me trasmitía, me dejé llevar. Debo admitir que los resultados me dejaron perpleja. Busqué todas las explicaciones posibles a los resultados que Berta me dio y que coincidían casi al 100% con cosas de mi vida.
Berta me comentó que después de conectarme a la máquina ya iba a empezar a notar cambios en mí. Es cierto que cuando terminamos, me sentí muy relajada, pero por lo demás no sentí ningún otro…Hasta el día siguiente. Cuando al día siguiente salí a dar mi vuelta de todos los días, como terapia para la agorafobia, apenas sentí miedo. Y a medida que fueron pasando los días sentí como mi autoestima estaba más elevada, como mi ansiedad se había reducido y como mis miedos se habían reducido. Me sentía optimista y sobre viendo una luz para mi problema. Lo que había avanzado con el psiquiatra y con la psicóloga durante 10 meses, con la ayuda de Berta, lo hice en una semana.
Una semana después, volví a Berta para mi primera sesión de hipnosis. Como fue larga, prefiero escribirlo en otro momento, pero aprovecho para darle infinitas gracias a Berta. Gracias a ella, estoy volviendo a retomar mi vida y a disfrutar de ella. Estoy dejando atrás mis miedos y estoy aprendiendo a enfrentar y solucionar mis problemas.
Berta, gracias por ser como eres y gracias por existir. Para mí, estás siendo como un ángel de la guarda.

Colaboración en El Vendedor de Peines (Metroradio)

Berta Hurtado participa en el programa de Metroradio El Vendedor de Peines